15 enero, 2013

61: SIMPLE



¡Qué diablos puede decirse
cuando el corazón revienta por demasiado lleno!


[ Gustave Flaubert, en "Correspondencia íntima",
Barcelona: Sine Die, 1988, p.29 ]