02 noviembre, 2016

146: TACTO



La crisis de la presencia es la experiencia donde colapsa la realidad, y nosotros con ella. El soberano cede, abdica. No mantiene la compostura frente a un mundo sometido, sino que más bien es arrebatado y engullido por él. El soberano interpreta esto como un acto de violencia: “posesión”, “embrujo”. ¿Quién es el “intruso” que atraviesa sin permiso mis dominios? El intruso no es otro que el mundo, que de pronto desbarata la relación de fuerzas y me afecta. La distinción entre el mundo y yo pierde sus fronteras, se emborrona.

_Amador Fernández-Savater en "Crisis de la presencia. Una lectura de Tiqqun" (2011) -> https://carnenegra.com/2015/10/03/crisis-de-la-presencia-una-lectura-de-tiqqun/


*Atonement (2007)