22 julio, 2017

177: MÁS SOBRE EL HAMBRE


Yo tengo el alma hambrienta, como el estómago, pero también capaz de pasarse, como este último, casi sin víveres. He perdido a muertos, he perdido a vivos y he visto cuán necios y vanidosos eran mis dolores al creer que esos afectos eran imprescindibles para seguir viviendo. Nada es imprescindible, ni útil. Hay cosas más o menos agradables, eso es todo. Reflexiona sobre ese punto de que nuestras alegrías y nuestras desgracias no son más que ilusiones ópticas, efectos de luz y perspectiva.

Fragmento de una carta de G. Flaubert a Louise Colet, del 16-diciembre-1846 (en Correspondencia íntima, Barcelona: Ediciones B, 1988, p161)

[obra de Rashad Alakbarov]