04 agosto, 2017

180: LOS OBJETOS ENCONTRADOS



Ahora bien, cuando me dicen: usted no se ocupa del hombre y me lo reprochan -me ha pasado- entonces, yo sonrío. Por cierto, sí, estoy harto del hombre tal como es, estoy harto de la noria. Salgamos, hagámonos sacar fuera de allí por nuestros objetos. Pues, cuando me reprochan eso, sonrío porque evidentemente el hombre no es mi propósito directo, es lo contrario, pero sé tambien que cuanto más lejos y más intensamente busque la resistencia al hombre, la resistencia que encuentra su pensamiento claro, más posibilidades tendré de hallar al hombre, no de reencontrar al hombre, sino de hallar al hombre venidero, de hallar al hombre que todavía no somos, el hombre con mil cualidades nuevas, inauditas. Es limpio, sucio, loco o razonable, etc., pero sacarlo de esa noria, encontrarle cualidades nuevas, hallar al hombre venidero, el hombre que todavía no somos, el hombre en que nos vamos a convertir.
¡Vamos! Búsquenme algo más revolucionario que un objeto, una mejor bomba que esa colilla, que ese cenicero.


Francis Ponge en "Tentativa Oral" (Alción, 1995, p33)



 "Los objetos familiares" de Magritte (1928)