07 julio, 2018

234: THE END IS THE BEGINNING IS THE END



El 21 de diciembre de 2012, no menos de trescientos periodistas provenientes de dieciocho países invadieron el pequeño pueblo de Bugarach, en el Aude. Ningún calendario maya conocido hasta la fecha había jamás anunciado para esa fecha el final de los tiempos. El rumor de que ese pueblo mantendría algún tipo de relación con esa inexistente profecía formaba parte de una notoria farsa. No obstante, las televisiones del mundo entero enviaron hacia allá unos cuantos contingentes de periodistas. Teníamos curiosidad por ver si en ese lugar había, verdaderamente, gente que creyera en el fin del mundo; nosotros que ya ni logramos creer en él, que tenemos la mayor dificultad para creer en nuestros propios amores. Ese día en Bugarach no había nadie salvo un gran número de periodistas mediocres. Los periodistas se reunieron para hacer un reportaje sobre ellos mismos, de su espera sin objeto, de su aburrimiento y del hecho de que nada sucedía. Sorprendidos por su propia trampa, dejaban ver el rostro del verdadero fin del mundo: los periodistas, la espera, la huelga de los acontecimientos.

__Comité Invisible: A nuestros amigos (Buenos Aires: Hekht, 2015, p28)__




["the end is the beginning is the end":
el tema que podría haber sido bueno,
en una película que podría haber sido mejor.
Sólo para recordar que de los fracasos
también hay (y se acumulan) huellas.]